Búsquedas

Cómo almacenar alimentos en la nevera.


Alimentos de mantener en la nevera deben seguir algunas reglas precisas ya que el frío no se distribuye de manera uniforme. En este sentido, aquí cómo guardar en la nevera alimentos según determinados criterios de conservación.

Conservar en la nevera, precauciones
Antes de almacenar alimentos en el refrigerador, asegúrese de que el aparato esté alejado de fuentes de calor sin olvidar descongelarlo periódicamente para permitir una circulación óptima del aire frío.
Asegúrese de que el sello de la puerta esté siempre limpio e intacto para garantizar una mayor eficiencia y una temperatura constante. Trate de evitar abrir el refrigerador para evitar la dispersión del frío: esto también permite un ahorro de energía eléctrica.

Conservar en la nevera, direcciones
Es bueno saber que en cada refrigerador, el frío tiende a bajar mientras sube el calor, por lo que ordena los alimentos según su tipo para que estén perfectamente conservados, sin correr el riesgo de que se desarrollen mohos o bacterias alimentarias y que los alimentos se echen a perder.
Por eso te damos algunas indicaciones en la disposición de los alimentos:

  • En el estante superior, coloque productos lácteos frescos o condimentados, frascos con cremas o salsas y productos enlatados (tanto cerrados como abiertos). En general, todos aquellos productos alimenticios que deban conservarse en el frigorífico tras su apertura deberán conservarse, tal y como se indica en la etiqueta.
  • En el estante central poner los embutidos (tanto abiertos como cerrados), los platos ya cocidos como minestrone, pasta o carne, luego todas las sobras
  • En el estante más bajo, donde la temperatura es más baja, coloque las carnes crudas y el pescado cocido y crudo.
  • Coloque los huevos en el soporte especial para huevos, generalmente ubicado en la puerta interna superior
  • En los estantes de la puerta, coloque bebidas de varios tipos, latas de mostaza y mantequilla.
  • Guarde las verduras y frutas crudas en los cajones situados en la base del compartimento frigorífico: dentro de los cajones la temperatura no es excesivamente baja (hasta 10 ° C), por lo que es el lugar ideal para almacenar verduras y frutas evitando que se estropeen con el frío.

Conservar en la nevera Consejos útiles

  • Para asegurar una perfecta conservación de los alimentos, es fundamental que el aire frío circule por el interior del frigorífico, por ello es recomendable evitar amontonar en su interior reservas exageradas de alimentos: los alimentos deben estar a una distancia mínima entre ellos y no pegados entre sí.
  • Asegúrate de que los alimentos no descansen directamente sobre las paredes internas del frigorífico: además de enfriar excesivamente los alimentos en cuestión, evita que el aire frío se esparza de forma uniforme.
  • Almacenar los alimentos en recipientes o envoltorios especiales: en definitiva, por motivos higiénicos, no poner en el frigorífico un tarro de mayonesa abierto o un trozo de queso sin protección.
  • No guarde alimentos en el frigorífico cuando aún esté caliente, ya que la temperatura interna bajará.
  • Nunca vuelva a congelar alimentos después de descongelarlos.
  • Durante la temporada de verano, ajuste el termostato del refrigerador a una temperatura más baja.


Vídeo: 30 alimentos que has estado almacenando mal (Enero 2022).